Hacer un Business Plan paso a paso para plasmar tu idea de negocio

Hacer un Business Plan paso a paso para plasmar tu idea de negocio

Una simple idea puede ser el principio de algo muy grande. Con frecuencia fantaseamos con muchas posibilidades que podrían convertirse en negocios, pero no solemos llevarlas a la práctica. Bien por miedo o por desconocimiento las dejamos aparcadas para siempre. Pero lo cierto es que muchas de estas ideas pueden ser el origen de verdaderos negocios de éxito. Para ello, lo que necesitamos es seguir un plan a través del cual convirtamos nuestra idea en una realidad.

En esto podemos guiarnos por el método Canvas, que resume los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de hacer un business plan, o en el Design thinking, una metodología basada en el diseño a priori de proyectos de negocio.

Basándonos en ello, podemos centrarnos en cinco pasos para poner en marcha nuestra idea:

Define

Lo primero que debes hacer es definir tu idea, es decir, especificar en qué consiste tu proyecto. Tienes que describirla con todo lujo de detalles sin olvidar ningún aspecto, por nimio que parezca. En esta definición especificarás claramente cuál es tu propuesta de valor, la que vas a ofrecer al mercado. Tiene que quedar claro qué quieres hacer, pero también qué hay que hacer para conseguirlo, es decir, tu idea concreta y las tareas para desarrollarla.

Identifica tus recursos

Los recursos materiales y económicos de los que dispones y que vas a necesitar son también esenciales. Debes hacer una valoración de lo que se requiere para poner en marcha tu idea, tanto en recursos materiales y personales como en materia económica. Evaluado este aspecto, hay que hacer balance de los recursos de los que se dispone y si estos son suficientes para las tareas que hay que realizar.

Investiga el mercado

Además de una idea innovadora, necesitas también un mercado al que esta le pueda parecer interesante. Una buena opción es buscar una necesidad que todavía no haya sido cubierta por ningún otro producto, por lo que tu idea tendrá una mayor posibilidad de éxito.

También debes pensar en tus futuros clientes, definir a quién vas a dirigirte y conocerlos. Tienes que saber cuáles son sus preferencias, intereses, capacidad adquisitiva, etc., pues esta es la única forma de comunicarte con ellos de manera eficaz.

Prueba y revisa

Llegado a este punto, el siguiente paso sería el ensayo. Debes hacer una prueba de tu idea como negocio. Para ello puedes poner en marcha tu proyecto a pequeña escala. Esta es la manera más sencilla y menos arriesgada para evaluar si este tendrá éxito. Además, te permite también identificar errores y evaluar qué debes modificar para mejorarlo.

Ponlo en marcha

Ahora, ya sí, si tu ensayo ha tenido éxito, puedes realizar un business plan definitivo con el que hacer realidad tu idea y convertirla en un verdadero negocio.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This